"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

jueves, 25 de febrero de 2010

Hongos luminiscentes

Hongo luminiscente del género Mycena

A veces, podría decirse que los increíbles prodigios de la evolución superan los sueños más inverosímiles del escritor de cuentos con la imaginación más desbordante. Sin duda, uno de los casos es de los hongos luminiscentes del género Mycena. Como maravillosa solución adaptativa a las condiciones de los bosques tropicales donde no hay viento que se preste a transportar las esporas, cierto tipo de hongos han desarrollado una bioluminiscencia, producida por una reacción encimática, que atrae a los insectos nocturnos. Estos son los encargados de dispersar involuntariamente el material genético del hongo. En algunos de estos bosques, sobre todo de Japón y Brasil, se puede disfrutar del espectáculo nocturno que suponen las pléyades de miles de pequeñas setas emitiendo una luz verdosa.
Salvando las (enormes) distancias, entre los hongos ibéricos también contamos con especies luminiscentes, como es el caso de la Seta del Olivo (Omphalotus olearius) que cuando está madura puede emitir una débil fluorescencia verdosa en sus láminas.
Este tipo de fenómenos dejan claro que el inquietante reino de los hongos no dejará nunca de poner a prueba nuestra capacidad de sombro.

Hongos luminiscentes del género Mycena

Omphalotus olearius, el hongo luminiscente ibérico

No hay comentarios:

Publicar un comentario