"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

domingo, 20 de junio de 2010

La Evolución de Calpurnia Tate


"El Abuelo fue a por la pila de libros. Vi el Infierno de Dante junto a la Ciencia del globo de aire caliente. Había un Estudio de la reproducción de los mamíferos y un Tratado sobre el dibujo del desnudo femenino. Eligió un volumen forrado de suntuoso tafilete verde con hermosos adornos dorados. Lo limpió con la manga, aunque yo no ví que tuviera polvo. Con aire ceremonioso, se inclinó y me lo entregó. Lo miré: El origen de las especies.
Ahí, en mi propia casa. Lo acogí con ambas manos. Él sonrió.
Así comenzó mi relación con el abuelo."

Fragmento del "La evolución de Calpurnia Tate", de Jacqueline Kelly. Se trata de una preciosa novela en la que se narra cómo una niña de once años, aprendiz de naturalista, va descubriendo fascinada de la mano de su huraño abuelo las teorías de la evolución de Charles Darwin a la vez que se va abriendo camino entre los maravillosos secretos de las criaturas que le rodean. Todo ello en la Texas rural del s. XIX, en la que una niña tenía ceñirse a unos arquetipos establecidos para ser convertida en la señorita que su sociedad puritana esperaba - que se encontraba bastante alejada de la imagen de una joven capturando orugas y observando protozoos por el microscopio- y en la que los escritos de Darwin eran cuestionados y considerados prácticamente heréticos. Calpurnia, la protagonista, se deja arrastrar por el mismo entusiasmo, el entusiasmo asombrado hacia lo vivo que, a buen seguro, sintieron antes que ella Plinio, Humboldt, Thoreau o Darwin.



1 comentario:

  1. Buena pinta tiene el libro y su portada. Haremos por toparno con él.

    ResponderEliminar