"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

miércoles, 4 de agosto de 2010

Sin papeles



Trithemis annulata, una espectacular libélula africana que está ampliando progresivamente su área de distribución colonizando la orilla septentrional del Mediterráneo, según los científicos, debido al cambio climático. En la Península Ibérica fue citada por primera vez en 1981 y hace unos días fue el feliz hallazgo en nuestra incursión por el agreste Ardila fronterizo extremeño-portugués. Esta especie recién llegada a nuestra fauna, posee unas características que la hacen inconfundible con otras libélulas, como el color escarlata intenso del tórax y la cabeza, el rojo malváceo del abdomen y las venaciones rojas de las alas. Para soportar las horas de máxima insolación, al igual que otras especies africanas, adopta la llamada “postura en obelisco”, posándose con el abdomen paralelo a los rayos de sol, minimizando así la superficie de su cuerpo expuesta.
Recién venida del continente vecino, marca su territorio de caza y de cría a su antojo entre las orillas lusa y española del río Ardila. Se burla de las fronteras humanas, ella que puede, pues las libélulas sí que caben por la alambrada del estrecho .

No hay comentarios:

Publicar un comentario