"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

jueves, 23 de septiembre de 2010

¿Saben contar los animales?


Una fábula cuenta que un cuervo construyó su nido en lo alto de una torre. El propietario quería atrapar a cuervo, para lo que subía a la torre y, escondido, lo esperaba pacientemente. Pero el cuervo, que veía al hombre entrar y no salir, siempre esperaba hasta que este se marchase para volver al nido. Al hombre se le ocurrió una idea: Subiría acompañado de otra persona que, al poco, abandonaría la torre, haciendo creer al cuervo que ya no quedaba nadie en esta (Idea que, por cierto, es frecuentemente utilizada para la observación de aves en hides). Pero el astuto pájaro se percató de que entraban dos personas y sólo salía una, por lo que tampoco se acercó al nido hasta que el cazador hubo abandonado el lugar. Este entonces, repitió la experiencia pero siendo esta vez tres personas las que subiesen a la torre, pensando que así despistaría al pájaro. El resultado fue idéntico, pues el pájaro supo distinguir entre las tres personas que entraban en la torre y las dos que la abandonaban. Lo mismo ocurrió cuando fueron cuatro las personas que entraron en la torre y sólo cuando fueron cinco, el cuervo cayó en la trampa y fue capturado. Comprobando de paso cómo los cuervos saben contar hasta cinco.

La fábula nos introduce de lleno en una apasionante cuestión: ¿Saben los animales contar? La respuesta a la pregunta va más allá de la etología y entraña claves relacionadas con lo similar o disímil que el funcionamiento de nuestro intelecto es al de otros animales. El acto de contar supone un ejercicio totalmente simbólico para el que es necesario manejar mentalmente elementos netamente abstractos como son los números. Este proceso depende de conceptos y procesos cognitivos complejos relacionados con la adquisición de un lenguaje, aunque también depende de mecanismos innatos.

Como el cuervo de la fábula, los macacos y los delfines son capaces de contar hasta cinco, según se ha conseguido demostrar en laboratorio. Se ha constatado que distinguen claramente entre grupos de 1 y 2, de 2 y 3, de 3 y 4 y de 4 y 5 elementos. Además son capaces de ordenarlos de mayor a menor, para lo cual es necesaria una alta capacidad mental de asociación y de interpretación de conceptos abstractos. Cinco puede no parecernos una cifra demasiado meritoria, aunque podemos situarla un poco en contexto si tenemos en cuenta que un niño de cinco años sólo puede diferenciar hasta cuatro. En la clase de las aves, está constatado que los avestruces, fochas y las anátidas perciben cuando les falta un huevo o un pollo, incluso cuando forman parte de un grupo relativamente numeroso. Se trata de habilidades matemáticas muy rudimentarias pero que denotan la capacidad para desarrollar el proceso mental de contar.


El avestruz es una de las aves que ha demostrado saber contar y distinguir cantidades muy parecidas de elementos.

Más sorprendente resultan datos como los que nos hablan de peces con estas capacidades. Según se ha demostrado en la Universidad de Padua, la gambusia – pequeño pez originario de zonas pantanosas de Centroamérica y Norteamérica- es capaz de contar hasta cuatro. Las hembras de esta especie, cuando son acosadas por un macho, tienen la costumbre de escabullirse en medio de un cardumen de otras gambusias. Puesto que la hembra pasará más desapercibida en un grupo mayor que en otro menor, siempre tiende a optar por el conformado por el mayor número de gambusias. Los científicos fueron reduciendo la cantidad de ejemplares de los grupos a elegir y la diferencia entre estos, llegando a una sorprendente conclusión: La gambusia hembra es capaz de diferenciar entre uno y dos peces, entre dos y tres peces e incluso, entre tres y cuatro peces. Sin embargo, no es capaz de diferenciar entre cuatro y cinco peces ni entre cardúmenes más grandes.

Gambusia o Pez Mosquito


Se han hecho experimentos parecidos con ratas, primates, gallinas, lémures, loros y anfibios, demostrando que, de una u otra forma, poseen la capacidad para discernir y utilizar “el sistema aproximado de número”. Este sistema sería el que permitiría a los bebés de más de seis meses evaluar el número de objetos de una forma aproximada y sería el rudimento cognitivo que nos serviría de “antesala” para aprender a contar de forma simbólica. Recientemente el Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva de la Universidad de Valencia, ha demostrado que incluso un insecto como el Escarabajo de la harina (Tenebrio molitor) es capaz de evaluar de forma aproximada la cantidad de objetos en un conjunto.

Si tenemos en cuenta que nuestra propia mente, a pesar de lo evolucionada que nos pueda parecer, es incapaz de interpretar la magnitud real de estos símbolos numéricos cuando de cifras elevadas se trata, nos encontramos una vez más que las diferencias entre nuestra especie y el resto de las del reino animal, se reducen a una mera cuestión de grado.




6 comentarios:

  1. Juan Pedro Viñuelajueves, 23 septiembre, 2010

    Efectivamente, diferencia de grado. Y esto en lo que se refiere a las capacidades cognitivas, lo mismo sucede con los sentimientos y la llamada teoría de la mente (ponerse en el lugar del otro y saber lo que piensa) En este sentido es inmen...samente ilustrativa la obra “Del simio al filósofo de etólogo Frans de Waal. Todo ello sustenta mi teoría de una ética naturalista y ecocéntrica, base de una nueva forma de entender nuestras relaciones de producción, es decir, con la naturaleza. El orden perverso ahora es: economía, política y ética. Lo correcto sería ética, política y economía al servicio de ambas; esto es, del hombre y la naturaleza.

    ResponderEliminar
  2. Lo suscribo. Algo de eso que cuentas estoy leyendo precisamente en tu libro. Y te aseguro que, además de lo que estoy aprendiendo, me identifico con la inmensa mayoría de tus "pensamientos contra el poder".
    Un abrazo y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. que suerte y que alivio que existan pensamientos como los vuestros,

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Sinceramente, me ha sorprendido y encantado a partes
    iguales

    Si por un casual deseas averiguar un poquito alrededor de este respecto, solamente debes de dirigirte a comida para perros.

    ResponderEliminar
  5. Cuentas ahora con una nueva lectora más de
    tu RSS. Acabo de suscribrirme y será un placer seguir
    leyéndote.

    Si se da el caso de que quisi�ses saber m�s acerca de esta cuesti�n, s�lo tienes que partir a:
    http://www.szshot.com/index.php?do=/blog/47267/aspectos-que-deberías-conocer-sobre-las-indemnizaciones-por-accidentes-de-t/add-comment.

    ResponderEliminar
  6. Adoro el modo en que escribes, de verdad

    Llegado el caso de que te apetece conocer algo m�s acerca de esto, tan solo tienes
    que ir a: Www.Purevolume.com.

    ResponderEliminar