"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

sábado, 30 de enero de 2010

Parhelio



26 de octubre de 2009. Unos minutos antes de la seis de la tarde en el sur de la provincia de Badajoz. El sol se acerca ya al horizonte y, poco a poco, junto a él, comienza a aparecer la esfera luminosa de otro sol. ¿Dos soles en el cielo? Se trata del extraordinario fenómeno del parhelio (dos soles en griego), un fenómeno óptico que ocurre cuando se produce la refracción de la luz del sol en la partículas de hielo de los cirros en las altas capas de la atmósfera y que la naturaleza tuvo a bien regalarnos esa tarde. Están relacionados con los halos y, a veces se manifiestan como pequeños fragmentos de arcoiris. Suelen aparecer como círculos luminosos a 22º a los lados del sol. En la antigüedad eran considerados como presagios de numerosas calamidades, pese a lo cual, para los marineros eran símbolo de travesías tranquilas. Pero no hay que remontarse a tiempos remotos para encontrar todo tipo de especulaciones y connotaciones paranormales atribuidas a este fenómeno. El 7 noviembre de 2008 en Lima, un atardecer con dos soles dio lugar a un numeroso repertorio de profecías y teorías extrañas que poco o nada tendrían que envidiar de las suscitadas en la baja edad media.

Cladonia

Con aspecto entre vegetal y mineral - aunque no sean ni lo uno ni lo otro - las cladonias tapizan el suelo de los claros en el matorral mediterráneo. Asociados el hongo y el alga al amparo del rocío invernal, forman intrincados arbustos en miniatura que son capaces de permanecer aparentemente muertos durante los largos veranos ibéricos pero que, con las primeras aguas, se convierten en el más espectacular de nuestros líquenes.

jueves, 28 de enero de 2010

"Gaia y el ocaso del Amazonas"




Nuestra Madre Tierra tiene cáncer de pulmón...... la bomba de aire de nuestro querido planeta empieza a fallar...a dar la cara. Gaia ha visitado recientemente a su equipo médico de Copenhague, dirigido por su Doctor; un prestigioso y erudito "nobel de medicina"....y le ha dicho que lo tiene chungo, que tiene unos bichitos raros que se la comen por dentro, asi que el diagnóstico del facultativo ha sido contundente..........Cáncer de pulmón irrecuperable en el "hemisferio sur" de los dos pulmones, agravado con una metástasis generalizada, que ha propiciado la aparición de melanomas agresivos a lo largo de toda la "piel de su cuerpo." !No puedo hacer nada, lo siento!.....fueron las últimas palabras del díscipulo de Hipócrates.
Que lástima!....me pregunto, si se habrá enterado ya, su eterno y viejo amigo Delfín Payaguaje, un indígena seicoya de la alta Amazonía, "ajeno a todo, y a la vez a nada", al que conocimos en algún incierto lugar del entramado y laberíntico río Aguarico, en las sinfronteras de las selvas de Colombia, Perú y Ecuador.

Desconocidos


Un precioso coleóptero totalmente desconocido para nosotros sobre la hoja de una planta totalmente desconocida para nosotros. Y rodeados por miles de especies de plantas desconocidas y por los sonidos de un número infinito de seres también desconocidos. En palabras de un abrumado Chano (el maestro de la expedición) “esto es insultante”. No se trata de desconocer una especie: Se trata de la absoluta falta de referencias a nivel de especie, género o familia; de la desconcertante diversidad de la vida en el bosque tropical. De la explosión biológica con la que se encontraron tres naturalistas ibéricos perdidos en lo más impenetrable de la selva de niebla de las laderas orientales de la cordillera andina.

Berros


Una mata de berros (Nasturtium officinale) en una alberca abandonada en Constantina, en la ribera del Huéznar. Formando una pequeña isla, es bañada por un rayo de sol que atraviesa el dosel ribereño de fresnos y parece brillar con luz propia.

lunes, 25 de enero de 2010

Chorongo


Comunidad de Zábalo. Río Aguarico, alta Amazonía ecuatoriana. Los niños de la etnia Cofán juegan con un Chorongo (Lagothrix lagotricha). Se trata de un mono bastante cazado pues su carne es la más apreciada de entre todos los primates de la selva. Debido a la costumbre de las sus crías de abrazarse a la madre en momentos de peligro, es habitual que estas lleguen a manos de los cazadores amazónicos. Estas suelen ser llevadas como mascotas para los niños de la comunidad, como es el caso de la que nos encontramos en Zábalo.

Tiempo de briófitos.



Un estío y un otoño extremadamente secos han dado paso a un invierno inusualmente lluvioso en la Península Ibérica. Concretamente, no se registraban las precipitaciones similares desde hace tres décadas. Los campos de la Beturia han reverdecido, sus ríos y arroyos corren turbios y con un caudal como casi no recordábamos que pudiesen hacerlo, la tierra rezuma agua en los bajíos y charcas que hacía tiempo habían desaparecido, hoy están llenas. Las rocas de granito y los troncos de las encinas aparecen cubiertas por un exultante tapiz de musgo que se ha mantenido latente pero milagrosamente vivo durante los meses secos. Es la época de los briófitos, que forman paisajes en miniatura y parecen haber estado así de pletóricos desde siempre, cuando hace sólo unas semanas eran sólo una costra polvorienta, parduzca y reseca.

sábado, 23 de enero de 2010

Alexander von Humboldt



O también Friedrich Heinrich Alexander, Barón de Humboldt. Nacido en septiembre de 1796 en Berlín, fue el padre de la Geografía Moderna Universal, además de geógrafo, explorador, etnógrafo, antropólogo, físico, zoólogo, ornitólogo, climatólogo, oceanógrafo, astrónomo, geólogo, minerólogo, botánico, vulcanólogo y humanista, destacando en todos y cada uno de estos campos y realizando a ellos importantes aportaciones. Desarrolló las bases de la geografía física, la geofísica y la sismología; definió por primera vez los pisos bioclimáticos y demostró que no puede haber conocimiento científico sin experimentación verificable. Recorrió buena parte de Europa, de América del Sur, parte del actual territorio de México, EE.UU., Canarias y a Asia Central. Desarrolló, además, una importante carrera diplomática y mantuvo una abierta oposición a la esclavitud. Contituyó el prototipo de naturalista polivalente, antes de que fuesen derribados los puentes que unían las distintas disciplinas científicas desde los albores del saber sistemático. Esta considerado como uno de los últimos ilustrados y cuando murió en 1859, sin posesiones ni descendencia, cerró el panteón de naturalistas clásicos, iniciado por Plinio el Viejo en el siglo I antes de Cristo.
Actualmente numerosas especies vegetales, animales, fenómenos meteorológicos o lugares del planeta llevan su nombre, como por ejemplo la cueva del Guácharo del Monumento Humboldt, de Venezuela. También en su honor se le dio nombre al Mare Humboldtianum en la Luna.



Mare Humboldtianum



Cueva del Guácharo