"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

lunes, 31 de mayo de 2010

Tungurahua se despereza

La pasada semana Tungurahua despertó de su sueño, obligando
a la evacuación de miles de personas.
.
El mito kichwa dice que los volcanes Cotopaxi y Chimborazo hicieron temblar la tierra durante mucho tiempo, peleando por la bella Tungurahua, otro gran volcán ecuatoriano. Ganó la contienda el Cotopaxi y fruto de su unión nacieron los dos Pichinchas, vigías de la ciudad de Quito. Desde entonces, afirman que cuando uno de los Pichinchas llora, Tungurahua le responde. Pero hace unos días, sin que sus hijos llorasen, la gigante despertó de repente sorprendiendo a los habitantes de la región.

“La Mama es traicionera. Está calladita y de pronto se pone brava. Así es la montaña. Ya nos acostumbramos."

Los expertos en geosísmica y vulcanología aseguran que se trata de algo normal en un ciclo de gran actividad volcánica y sísmica, con erupciones en zonas de expansión o extensión de la corteza terrestre. Pero algunos de los habitantes de la zona, conocedores y depositarios de la cultura primigenia andina, saben que simplemente se trata de que Tungurahua ha despertado y quiere decirle algo a su amado Cotopaxi.
.

El Cotopaxi, con casi 5.900 metros de altura, es el volcán más alto del mundo y uno de los más hermosos, además de uno de los puntos de la corteza terrestre más cercanos al Sol. El más cercano es el Chimborazo, justo al lado de la línea ecuatorial.

martes, 25 de mayo de 2010

LA MEIOSIS (2º Milagro)

En algún ribazo extremeño, tras una elaborada parada nupcial en la que el macho ofrece a la hembra presas a modo de ofrendas y durante la cual han excavado el túnel que les servirá de nido, por fin, la magnífica pareja de abejarucos se entrega a la cópula. Se trata de una de las pocas especies monógamas de la ornitofauna ibérica, por lo que pueden permitirse el lujo de unos preliminares de semanas. Cada uno de los entre 4 y 7 óvulos o futuros huevos que atesora la hembra en su interior poseen exactamente la mitad de los cromosomas de las células de la abejaruca. Del mismo modo que los espermatozoides del macho poseen exactamente la mitad de los cromosomas de sus células. Cuando los espermatozoides del pájaro atraviesen la cubierta externa de los huevos y los fecunden, se restablece el número cromosomático típico de la especie. El fascinante proceso biológico – que se repite en la inmensa mayoría de los organismos eucariotas, como los abejarucos, los pinsapos, los humanos, los milpiés y las amanitas, por ejemplo- por el cual surgen células – los gametos- con la mitad de los cromosomas es la meiosis.

Se trata de un complejo y asombroso proceso por el cual una célula se reproduce, experimentando sucesivos cambios y dando lugar a cuatro nuevas células, llamadas células hijas. El intrincado y perfectamente orquestado proceso tiene lugar en dos divisiones con cuatro fases cada una. Durante la meiosis se duplica el material genético de las células y se produce el increíble fenómeno de la recombinación de los cromosomas, por la cual, tras haberse emparejado entre sí los pares homólogos de cromosomas, el material genético se recombina de forma exacta manteniendo el número cromosómico de cada especie. A continuación el material genético se divide en dos y surgen las células reproductivas. En las ventajas de la meiosis radica el éxito de la reproducción sexual: Se optimiza al máximo el número de posibles variables a las que puede dar lugar un material genético dado, multiplicando así enormemente la diversidad genética de la prole. Una mujer, por ejemplo, con los 46 cromosomas que posee el ser humano, es capaz de producir óvulos con 8.388.608 combinaciones genéticas diferentes. Lo mismo ocurre con los espermatozoides de un hombre, elevando increíblemente las potenciales combinaciones durante el encuentro entre ambas células, es decir, durante la fecundación.
Así, la colonia de abejarucos del ribazo extremeño ve garantizada generación tras generación su variabilidad genética, -uno de los pilares de su éxito en el medio-, gracias al que posiblemente sea el más fascinante milagro de la biología.

viernes, 21 de mayo de 2010

EL AGUA (Primer milagro)


En la antigüedad era considerado como el primer elemento, hasta que, precisamente, nuestro naturalista de cabecera, Alexander Von Humboldt, demostró que el agua estaba compuesta por dos volúmenes de Hidrógeno por cada volumen de Oxígeno. El divulgador científico John Emsley, dijo que “el agua es una de las sustancias químicas más investigadas, pero sigue siendo la menos entendida”.

Es el ingrediente fundamental de la vida, sin cuya participación esta es, sencillamente, inimaginable. Se trata de una sustancia química insólita que acumula un repertorio de extrañas propiedades químicas y físicas que hacen posible, entre otras cosas, la vida tal y como la conocemos. Analizando las características del agua, podría parecer que ha sido diseñada exclusivamente para ser aprovechada por lo vivo. Evidentemente la realidad es exactamente la contraria: Lo vivo ha ido tejiendo su complejidad alrededor de la matriz del agua y de sus maravillosas cualidades.
Estas son algunas de ellas:
- El agua posee una estabilidad poco común en la naturaleza, pudiendo cambar de presión, temperatura, de estado, etc… sin que sus moléculas se vean alteradas químicamente. Esta estabilidad es uno de los pilares de la vida.
- El agua bloquea solamente la radiación solar ultravioleta de rango alto, haciendo posible así que las plantas acuáticas y algas absorban la energía solar.
- El agua posee un índice de capilaridad extremadamente alto. La capilaridad, que es la capacidad de un líquido para ascender por un tubo en contra de la gravedad, es la que hace posible la circulación en las plantas vasculares.
- El agua es un disolvente increíblemente potente, que puede disolver un rango de sustancias distintas bastante elevado. Todos los componentes principales de las células se disuelven y se mezclan bien en el agua, requisito imprescindible para los intercambios químicos que actúan en los mecanismos de los organismos vivos.
- El agua, debido al enlace de hidrógeno entre las moléculas, posee un índice bastante alto de capacidad calorífica específica (de hecho el segundo índice más alto, después del amoniaco) así como una elevadísima entalpia de vaporización (es la cantidad de energía necesaria para que una sustancia que se encuentre en equilibrio con su propio vapor a una presión de una atmósfera pase completamente del estado líquido al estado gaseoso). Estas dos inusuales propiedades son las que hacen que el agua "modere" las temperaturas terrestres, reconduciendo grandes variaciones de energía y haciendo posible la vida
-La densidad del agua líquida es muy estable y varía increíblemente poco con los cambios de temperatura y presión. A la presión de una atmósfera y temperatura de 100 Cº el agua líquida tiene una mínima densidad (0,958 kg/l). Al bajar la temperatura, aumenta la densidad (por ejemplo, a 90 °C tiene 0,965 kg/l) y ese aumento es constante hasta llegar a los 3,8 °C donde alcanza una densidad de 1 kg/litro. Esa temperatura (3,8 °C) representa un punto de inflexión y es cuando alcanza su máxima densidad. A partir de ese punto, al bajar la temperatura, la densidad comienza a disminuir, aunque muy lentamente (casi nada en la práctica), hasta que a los 0° disminuye hasta 0,9999 kg/litro. Cuando pasa al estado sólido (a 0 °C), ocurre una brusca disminución de la densidad pasando de 0,9999 kg/l a 0,917 kg/l. Esta insólita cualidad la distingue de la mayoría de líquidos y permite entre otras cosas, que el agua sólida, el hielo, flote sobre el agua en estado líquido. Si se comportase como el resto de los líquidos, las capas superficiales en contacto con la atmósfera fría se congelarían y se hundirían, repitiéndose el proceso hasta que las masas de agua estuviesen completamente congeladas, imposibilitando el desarrollo de la vida.
- El agua, debido a interacción entre los diferentes dipolos eléctricos de su molécula, causa una atracción en la red, lo que explica el elevadísimo índice de tensión superficial. Este índice favorece numerosos procesos biológicos.








MILAGROS


Según la Real Academia de la Lengua, milagro es un “Hecho no explicable por las leyes naturales y que se atribuye a intervención sobrenatural de origen divino.” La descripción es poco válida para quienes, desde el terreno del racionalismo cartesiano, nos atrevamos a intuir que los milagros existen, aunque en absoluto debidos a intervenciones de fuerzas sobrenaturales o divinas. Si nos referimos a milagro, en cambio, como un “suceso o cosa rara, extraordinaria y maravillosa”(2ª acepción de la R.A.E), podemos comprobar fácilmente que todo cuanto nos rodea está repleto de milagros que desafían constantemente a nuestra capacidad cognitiva y que se ajustarían sin problemas a esta descripción. Walt Withman aseguraba que “Toda pulgarada cúbica de espacio es un milagro”. Aunque pudiésemos ceñir en este segundo significado a infinidad de hechos maravillosos que podemos descubrir en la naturaleza, existen entre los resortes y engranajes del cosmos, la química, la física y la biología, ciertos acontecimientos absolutamente fascinantes para los que esta descripción se quedaría corta. Así, en una libre interpretación del diccionario, podríamos aspirar a una acepción a medio camino entre ambas, que nos sirviese para describir aquellos fenómenos naturales increíbles, de explicación inaudita (aunque no divina) que sobresalen por encima de los demás en cuanto a su capacidad para generar admiración y sorpresa en nuestras mentes. Fenómenos que son capaces de hacer revivir en nosotros esa capacidad de auténtica fascinación ante lo extraordinario que poseen los niños cuando comienzan a descubrir el mundo y que se nos va aletargando a medida que crecemos. Y sirviéndonos de esa acepción concebida ex profeso, nos encontramos con tres fenómenos naturales que se ajustarían perfectamente a nuestra descripción de Milagro. Se trata de tres prodigios que, a medida que han sido diseccionadas sus complejidades por el conocimiento científico, lejos de desentrañar su magia, la han acrecentado.
El agua, la meiosis y la fotosíntesis.
Esto sí son milagros.

lunes, 17 de mayo de 2010

Cabeza de Bruja


La espectacular nebulosa Cabeza de Bruja, tabién conocida por el nombre mucho menos sugerente de IC 2118, es una nebulosa de reflección poco luminosa que se encuentra en la región de Orión. A simple vista, solo es observable gracias a la estrella Rigel (Beta Orionis). La razón del nombre es patente si se obseva la impresionante fotografía (Todo sea dicho, fotografía robada -una vez más- de la NASA).

viernes, 14 de mayo de 2010

La magia de una araña

A menudo la naturaleza nos descubre prodigios que parecen diseñados para poner a prueba nuestra capacidad de asombro. Y a veces, lo más increíble de esos fenómenos es el que hayan pasado desapercibidos para nosotros hasta entonces, pese a haberlos tenido delante de nuestros ojos.


Las arañas cangrejo o Misumena vatia son unos pequeños arácnidos, de entre 4 y 10 milímetros, abdomen abultado y colores vivos que todos hemos visto alguna vez ocultas en las flores, pues son sumamente comunes en cualquier sitio en el que haya plantas con flores de toda la región paleártica. Tienen los dos primeros pares de patas bastante desarrollados y la habilidad para desplazarse lateralmente, como los cangrejos. Amparadas en el mimetismo de sus colores esperan inmóviles a sus presas, normalmente insectos que se acercan en busca del polen y el néctar.
De entrada, resulta sorprendente la increíble similitud del color de cada individuo con el de la flor en la que se esconde. Pero más sorprendente es la razón de esta coincidencia: La Misumena posee la capacidad de cambiar su cuerpo de tonalidad en función del de la superficie sobre la que se encuentre. El increíble cambio de coloración es inducido por el fondo y dura varios días: La araña produce un pigmento que en su forma oxidada es habitualmente amarillo y se encuentra en la epidermis, justo debajo de la cutícula, en forma de pequeños gránulos. Si la araña se encuentra sobre una flor blanca, por ejemplo, el pigmento amarillo es transportado a las capas más internas de la epidermis dejando visibles unas células, los guaninos, llenas de cristales de guanina, que reflejan el color blanco a través de la cutícula transparente. De esa forma pueden adquirir color banco, blanco rosado, marrón claro, amarillo intenso, verde clorofila, así como todos los estadios intermedios.

Con esta fascinante capacidad, además de pasar desapercibida a sus presas, la Misumena nos da la razón a quienes creemos que la naturaleza siempre nos dará nuevos y sorprendentes motivos para admirarla y para sentirnos abrumados.





Distintas fases cromáticas de la Misumena vatia