"Cuando un naturalista se enamora de la naturaleza, ya nunca tendrá suficiente"

Sir David Attenborough

lunes, 25 de junio de 2012

Las dos vidas y tres muertes de Man de Camelle.


Arao común (Uria aalge), la especie que se vió más afectada por la catástrofe del Prestige. Era un ave marina característica de la Costa da Morte y tras el desastre, sus poblaciones gallegas desaparecieron por completo.


Pudiera parecer a primera vista que esta historia no se acomoda del todo a la línea de esta bitácora de naturalista. Pero es sólo una impresión falsa pues este cuento – pese a ser una historia absolutamente real es también un hermoso cuento- nos narra la fabulosa aventura ,con triste final, de una persona que imbricó su vida con la naturaleza de la que se quedó prendado. Y lo hizo hasta tal extremo que pasó a formar parte de ella con todas sus consecuencias. Es la historia de un ecologista, humanista y artista que decidió vivir su vida de forma radical e integral.

domingo, 17 de junio de 2012

Gabinetes de Curiosidades


Cuarto de las Maravillas de Worm en el frontispicio de Musei Wormiani Historia


Gabinetes de Curiosidades, Cuartos de las Maravillas o Cámaras de las Maravillas. Con estos sugerentes nombres se denominaban las colecciones creadas, sobre todo entre los siglos XVI y XVII, para recopilar todos aquellos objetos, plantas, animales y minerales raros que en aquella época llegaban de las cuatro esquinas del mundo. Las grandes exploraciones ampliaban de forma antes impensable el conocimiento del mundo y los científicos se enfrentaban a una avalancha de especímenes desconocidos que era necesario sistematizar y clasificar.

jueves, 24 de mayo de 2012

Ibis eremita: El regreso del pájaro sagrado.



  Puede tratarse sin duda de una de las criaturas más extraordinarias de las que habitan el viejo mundo. Su insólito aspecto, sus desconocidas costumbres, la admiración e incluso reverencia que desde épocas inmemoriales le tuvieron los antiguos, la enrevesada e incierta clasificación taxonómica de la que fue objeto y una escasez que la ha situado en el mismo límite de la desaparición, han hecho del Ibis eremita una especie envuelta en el misterio y en la leyenda. Hace cuatro años, en los acantilados de Barbate, una pareja de Ibis eremita (Geronticus eremita) sacaba adelante a su prole, algo que no ocurría en Europa desde hacía cinco siglos.

viernes, 4 de mayo de 2012

Neptunistas versus Plutonistas


Cerro del Hierro, en San Nicolás del Puerto (Sevilla)

Durante más de un siglo  fue una controversia científica que apasionó a los estudiosos de la época y que, traspasando las fronteras de la geología, y aún las de la ciencia, enfrascó en un encendido debate a buena parte de los geólogos, literatos, filósofos y teólogos de occidente. Hoy, doscientos años después de superado el debate, puede resultarnos inaudito que, durante una época, la sociedad culta se dividiese de forma ferviente entre dos escuelas geológicas: Neptunistas y Plutonistas.

jueves, 3 de mayo de 2012

Amanecer (en Marte)


Tras una noche de 75 minutos, el sol asoma por el horizonte del Círculo Polar Ártico de Marte. La atmósfera, cargada de partículas de polvo y cristales de hielo, hace que la luz matutina de este frío amanecer de agosto se difumine y dé lugar lo que se prevé como un día brumoso.

(Imagen tomana por el aterrizador de la Misión Phoenix, el 25 de agosto de 2008)




martes, 1 de mayo de 2012

El loro de Humboldt y las lenguas perdidas

 Alexander Von Humboldt y el botánico Aimé Bonpland, con el volcán Chimborazo al fondo,
en su "Viaje a las regiones equinocciales del nuevo mundo"

Cuando el naturalista de cabecera de esta bitácora, Alexander Von Homboldt, a principios del año 1800 logró adentrarse en el territorio de los Atures, en la actual Venezuela, no sabía que le esperaba una desagradable sorpresa.
Los Atures eran una tribu guerrera cuyos territorios se extendían por la orilla izquierda del Orinoco y a la que el naturalista berlinés quiso estudiar para ampliar los escasos datos etnográficos y lingüísticos que se disponían de aquella cultura. Sus esfuerzos fueron vanos pues los Caribes, etnia que se había mostrado belicosa con los Atures desde tiempos inmemoriales, había invadido sus territorios, aniquilado a toda su población y borrado del mapa su cultura.

viernes, 27 de abril de 2012

La Epopeya de las anguilas

Nadie sabe cuántas son, desde cuando están ahí ni cuáles son sus hábitos. Sólo que vagan como fantasmas en las profundidades de algunos grandes embalses de las que, muy de cuando en cuando, alguna es arrancada de las penumbras por el anzuelo de un pescador. También se sabe que son todas hembras. Y que son viejas, muy viejas. Son las últimas anguilas ibéricas, reliquia faunística de otras épocas y reclusas en su prisión de agua dulce. Se trata de supervivientes de una especie absolutamente excepcional con un fabuloso ciclo biológico que estas prisioneras nunca pudieron concluir.


Anguila en un mosaico romano


   Las anguilas llamaron nuestra atención desde la antigüedad existiendo numerosas referencias a la especie en la época clásica, siendo objeto de diversos usos gastronómicos y también utilizadas como depuradoras naturales: Hasta la Edad Media fue habitual la presencia de anguilas en aljibes, pozos y cisternas de agua potable, en las que se alimentaban de pequeños insectos y de materia orgánica que podrían ensuciar el agua. Aquellas criaturas, a la vez con aspecto de peces y de serpientes, siempre estuvieron envueltas en el misterio. Se pensaba que tenían su origen en la descomposición de animales muertos, que nacían de las crines de los caballos al contacto con el agua de los ríos, o que procedían del rocío.

miércoles, 25 de abril de 2012

Cuaderno de campo



  Gunnar Eriksson, un buen amigo, me permite tomar prestadas unas páginas de su cuaderno de campo, en las que plasma la instantánea de un paseo por una ribera de Tierra de Barros. Con la meticulosidad de un pendolista del renacimiento y con el desmedido afán de no dejar escapar nada de los que ocurre a su alrededor, en esta crónica ornitológica, Gunnar nos transmite su conexión con el territorio.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Pulgones (Vida y milagros)

Escena familiar de una pulgona con sus hijas.


No parecen, a priori, una de esas especies ante las que un naturalista podría pasar horas de observación. No poseen la majestad o grandiosidad de otros animales, sobrepasando raramente el milímetro. No se trata tampoco de criaturas raras o escasas, siendo por el contrario, desmesuradamente abundantes y habitando en casi cualquier rincón templado del planeta. Sin embargo, ello no quiere decir en absoluto que sean seres vulgares o de vida poco interesante. Nada más lejos de la realidad, a poco que nos acerquemos algo a ellos, afinemos la vista y nos interesemos un poco por descubrir las innumerables sorpresas que nos deparan.

jueves, 15 de marzo de 2012

Cuando Júpiter visitó a Venus



"El Lucero del Alba", la "Estrella del Ocaso" o Venus -el primero de los astros en hacer aparición en el firmamento antes de que caiga la noche y el último en desaparecer cuando clarea la mañana- ahora no está solo. Estos días recibe la visita de Júpiter, el gigante de los planetas, identificado como el Rey de los dioses.

martes, 28 de febrero de 2012

Un invierno pardo.






Tras un invierno pardo sólo puede venir una primavera yerma. Un sediento febrero que marcea seguido de un marzo agostado en el que aún tendremos que oír a los meteorólogos de los medios de comunicación anunciando con su sonrisa de buenas noticias que seguirá “el buen tiempo”.
Pero ¿Qué sabrán ellos lo que es el buen tiempo?

sábado, 25 de febrero de 2012

La selva de las palmeras andantes








De entre todos los ecosistemas mágicos que se encuentran a lo largo y ancho del planeta, sin duda uno de los primeros puestos lo ocupa el Igapó sudamericano, selva pantanosa de aguas negras, misterioso bosque tropical inundado, morada de seres increíbles muchos de los cuales no nos han desvelado aún sus secretos o, simplemente, no han sido descubiertos por la ciencia.

domingo, 22 de enero de 2012

GÖRAN LUNDIN



En un invierno insólitamente seco, las dehesas extremeñas se debaten entre madrugadas de escarcha y tardes casi primaverales que endurecen el suelo y entumecen los pastos y siembras. Posiblemente ello empuje este año a las grullas a abandonar un poco antes sus zonas de invernada y, aunque aún queda tiempo para el momento de la partida, ya parecen mostrarse inquietas.